miércoles, 12 de junio de 2013

Apunte mañanero

Lo más fácil en la vida es encasillar a las personas. Es muy cómodo y le deja a uno la conciencia tranquila porque la trabaja menos, lo complicado es romper los moldes que nos hacemos de los demás y trabajar en reconocer que cada ser humano es poliédrico, es decir, tiene muchos lados.

Para la generalidad si eres sonero no puedes ser baladista, o jazzista o rockero. Si eres deportista no puedes pintar, o cantar, o escribir versos. Si eres católico no puedes concebir que Orula es Cristo, y Mahoma, y Buda. 

Si eres político…, bueno, si tienes una ideología política equis, entonces tienes que ser de una sola pieza y tener un pensamiento único que denigra y desprecia al que piensa diferente, eso ha llevado a la humanidad a múltiples guerras universales y personales y a abusos sin medida de los que muchos hemos sido víctimas. Ser excluyente se ha convertido en una forma de vivir, o sobrevivir para ser más preciso. La unidad hay que buscarla en las diferencias y no en la homogeneidad. Sin embargo si sientes odio no puedes ser amor, si eres egoísta no puedes ser generoso, si eres irrespetuoso no puedes exigir respeto, si eres malvado no puedes ser bondadoso, si eres amigo no puedes ser enemigo, si eres libre, o te sientes libre, que la libertad absoluta es impracticable, no puedes ser esclavo, esos si son antagonismos insalvables.

A lo largo de mi vida he sentido como dardos los criterios, no pocos, de que para los de “allá”, es cualquier sitio, soy un lamebotas de los de “aquí”, y para los de aquí soy demasiado complaciente con los de allá. No me dejo clasificar y eso me ha traído incomprensiones y sobresaltos que asumo y asumí con resignación aún a costa de buscarme más problemas y disgustos que los ineludibles. Nada, ninguna circunstancia letal o pasajera, y nadie, podrá apartarme del camino que escogí en singularidad y sin pedirle permiso ni a mí propio yo. Solo escucho los dictados del corazón, el resto es, para mis oídos, música hueca.


AMAURY PÉREZ / LA HABANA CUBA / ABRIL 2013 

 

1 comentario:

  1. desde West Palm beach te digo que siempre te he amado por esa misma razon,por saber que irradias solo amor donde no cabe el odio.Ya sea en Cuba o fuera de ella,te quiero donde estes y sé que amas al ser humano.Vivo enamorada de tus canciones y admiro tu talento y versatilidad para componer y los ingeniosos y sabios escritos.Que Dios te bendiga y permita verte alguna vez en persona.

    ResponderEliminar